La imagen del amor humano

 

¡Aprecien y conserven, pues, ese amor humano, el mismo que les trajo el uno junto a la otra, uniéndoles!

Traducción y adaptación: Jose David Menchu

A menudo, en los íconos de la Natividad de la Madre del Señor, se incluye una escena en la cual los santos Joaquín y Ana aparecen de pie, abrazados. Esta es, quizá, la más maravillosa imagen de la ternura y el amor humanos, mismo que puede ser tan puro, tan profundo, que genere una fuerza tan grande, que se abra ante todo lo que es santo, todo lo que es celestial, y originar lo más santo que podría haber en el mundo. ¡Aprecien y conserven, pues, ese amor humano, el mismo que les trajo el uno junto a la otra, uniéndoles! 

(Traducido de: Mitropolitul Antonie de Suroj, Taina Iubirii, Editura Sophia, 2009,  p. 122)

Leer otros artículos sobre el tema: amor verdadero, verdadero amor, amor humano, Santos Joaquín y Ana