La paz es un bello misterio

 

Estando en Cristo, la paz se halla en todo y por medio de todo.

Traducción y adaptación: Jose David Menchu

Valerio, ¿qué es la paz?

—La paz es un misterio y no existe sino en Cristo, por Cristo y para Cristo. Puede que halla paz en las almas o en el mundo, en la historia o en la eternidad. Estando en Cristo, la paz se halla en todo y por medio de todo.

¿Puede existir una falsa paz interior?

—Las pasiones llevan a un estado que se vuelve permanente, pero sin paz. También nuestros errores nos llevan a un desvío lleno de arrogancia; sin embargo, cuando surge un momento de verdad, semejante estado revela que su paz es sólo aparente. El espíritu maligno puede poseer al hombre hasta cegarlo, pero tampoco hay paz aquí, sino esclavitud. El “yo”, el egoísmo y la tendencia a dominar nos engañan con una aparente serenidad personal, carente de Dios, hasta que el hombre entienda que es solamente una criatura y que no podría encontrar la paz sino en Dios.

¿Existe la paz interior sin lucha espiritual?

—Quien no lucha y no vence a sus pasiones e ignorancia, no podrá conocer la paz verdadera.

¿Qué es, de hecho, esa lucha invisible?

—¡Vuélvete a ti mismo y lo verás!

¿Podemos tener paz interior, sin estar en paz con los demás?

—Mientras seas culpable de algo para con los demás, voluntaria o involuntariamente, sabiéndolo o sin saberlo, por acción o por omisión, no podrás reconciliarte ni Dios ni contigo mismo.

(Traducido de: Sfântul Închisorilor, Alba Iulia, 2007, p. 230)

 

Leer otros artículos sobre el tema: alcanzar la paz, mantener la paz, paz interior, paz espiritual