La tormenta de las pasiones en el hombre

 

¿Cómo y de qué forma buscar primero el Reino de Dios? He aquí la respuesta.

Traducción y adaptación: Jose David Menchu

“Buscad primero el Reino de Dios y su justicia, y todas esas cosas se os darán por añadidura” (Mateo 6, 33).

¿Cómo y de qué forma buscar primero el Reino de Dios? He aquí la respuesta. Si ves alguna vez cómo empieza a formarse una furiosa tormenta, o lees en algún sitio algo sobre cualquier naufragio, acuérdate de la tormenta de las pasiones humanas, que no deja pasar un día sin provocar agitación y turbación en los corazones de los hombres, llevando al naufragio la nave espiritual del alma, o incluso la nave de la sociedad.

Ora con fervor para que Dios calme la tormenta de las pasiones —tal como alguna vez detuviera una tormenta en el mar con Su palabra—, y para que expulse el pecado de tu corazón, trayendo nuevamente la paz a tu interior, esta vez para siempre.

(Traducido de: Sfântul Ioan din Kronstadt, Viaţa mea în Hristos, Editura Sophia, Bucureşti, 2005, pp. 257-258)