¿Por qué Dios permite las pruebas?

 

El Señor, que dispone todo con ecuanimidad, no deja que enfrentemos pruebas que superen nuestras propias fuerzas.

Traducción y adaptación: Jose David Menchu

El Señor, que dispone todo con ecuanimidad, no deja que enfrentemos pruebas que superen nuestras propias fuerzas; lo que hace es probar ocasionalmente a quienes luchan por la fe, pero sin sobrepasar su capacidad de enfrentar esas pruebas.

Dios mezcla, equilibradamente, las lágrimas con lo que da de beber (Salmos 79, 6) a esos que deben demostrar si durante las tribulaciones guardan agradecimiento a Él.

(Traducido de: Sfântul Vasile cel Mare, Epistole, epistola 219 , I, în PSB, vol. 12, pp. 451-452)