Receta fácil para enfrentar las tentaciones

 

Cuando la ira te tiente, ora por aquel que te ofendió.

Traducción y adaptación: Jose David Menchu

Repite la “Oración de Jesús” cuando te acechen las tentaciones carnales. Y, cuando la ira te tiente, ora por aquel que te ofendió: “¡Salva, Señor, a Tu siervo (nombre), y con sus santas oraciones ayúdame a mí también, que soy miserable y pecador!”.

(Traducido de: Sfântul Ambrozie de la Optina, Filocalia de la Optina, Editura Egumeniţa, Galaţi, 2009, p. 84)