“Tengo muchas tareas que cumplir...”

 

Donde hay muchos cometidos por cumplir, allí hay también muchas preocupaciones y un sinfín de pensamientos complicados.

Traducción y adaptación: Jose David Menchu

Quien se ocupa con muchos quehaceres, no puede vivir sin perturbar su mente.

Y es que en donde hay muchos cometidos por cumplir, allí hay también muchas preocupaciones y un sinfín de pensamientos complicados. Con esto, el hombre deja de dedicarse al mundo de sus propios pensamientos, lejos de las cosas terrenales.

Si todas esas faenas no dejan de desviar al hombre de los buenos pensamientos, se abrirá la puerta de las pasiones, desvaneciéndose la serenidad del equilibrio y cerrándose la puerta de la paz.

(Traducido de: Despre rugăciune și trezvie în învățătura Sfinților Părinți, Editura Egumenița, Galați, p. 390)

 

Leer otros artículos sobre el tema: pensamientos dispersos, concentrarse, mente del hombre, preocupaciones