La fe y la solidaridad

 

Esto significa tener fe, hacer algo que no harías por este mundo entero, pero sí para Dios.

Traducción y adaptación: Jose David Menchu

Había una vez una monja cuidando a un enfermo, limpiándole todas sus heridas y pústulas, de las cuales brotaba un olor casi insoportable. Pasó por ahí un hombre, quien, al ver la escena, dijo: “¡Yo no haría eso ni por un millón de dólares!”. Al escuchar estas palabras, la monja respondió: “Yo tampoco lo haría para ganar un millón de dólares... ¡pero lo hago para Dios!”. Esto significa tener fe, hacer algo que no harías por este mundo entero, pero sí para Dios. Y si no lo haces, es que te falta fe. Pero, si tienes fe, serás capaz de vencer y de ayudar al otro a que venza también. Así se explica la solidaridad: si hay fe y educación, los hombres se ayudan.

(Traducido de: Părintele Iustin Pârvu, Daruri Duhovnicești, Editura Conta, 2007, p.93)