Ser un ejemplo de vida

 

El ejemplo de una vida agradable a Dios fortalece el conocimiento teórico y le da una certeza práctica.

Traducción y adaptación: Jose David Menchu

El individuo debe ser educado y estimulado a conocer todo lo que pueda. Lamentablemente, la escuela sólo nos ofrece formación para la mente, no una formación espiritual. La escuela educa abstractamente, racionalmente, pero no tiene esa parte espiritual. Recordemos que los niños necesitan tener un ejemplo de vida a seguir, algo que les enseñe mucho más que las simples palabras. Es fácil reunir innumerables tratados llenos de enseñanzas sobre la vida y lo espiritual, pero primero hay que preguntarse si podríamos materializar todo eso en nuestra vida. No obstante, cuando encontramos un ejemplo de vida, el modelo de una persona pacífica, buena y generosa, que no sufre cuando la ofenden, entonces el educando siente el deseo de imitarle. Esa actitud es un ejemplo vivo ante sus ojos. Por eso, con nuestra forma de vida decimos más de lo que podríamos expresar con palabras.

El ejemplo de una vida agradable a Dios fortalece el conocimiento teórico y le da una certeza práctica. Esto es válido no solamente para el caso de los conocimientos sobre Dios, sino también para las demás ciencias.

(Traducido de: Starețul Tadei de la Mănăstirea Vitovnița,  Cum îți sânt gândurile așa îți este și viața, traducere de Valentin Petre Lică, Editura Predania, București, 7514/2006)