¿El ayuno nos debilita?

 

Si examinamos este asunto con detenimiento, nos daremos cuenta que el ayuno es hasta beneficioso para la salud.

Traducción y adaptación: Jose David Menchu

Hay alguno que dirá: “el ayuno debilita el cuerpo”.

Pero, atentos a lo que dice la Santa Escritura:“Aún cuando nuestro hombre exterior se va desmoronando, el hombre interior se va renovando de día en día” (II Corintios 4, 16). Aparte de esto, si examinamos este asunto con detenimiento, nos daremos cuenta que el ayuno es hasta beneficioso para la salud.

Preguntémosle a los médicos, y ellos llamarán “madre de la salud” a la continencia y equilibrio, sabiendo que la saciedad y la comodidad provocan miles de enfermedades.

(Traducido de: Sfântul Ioan Gură de Aur, Cuvânt la Duminica Lăsatului sec de brânză, în vol. Omilii la Postul Mare, pp. 37-38)