Amamantándose, los niños se alimentan no sólo de leche, sino también de amor

 

Luego de dar a luz, la madre debe amamantar al bebé todo lo que le sea posible. La leche materna da salud a los hijos. Amamantándose, los niños se alimentan no sólo de leche, sino también de amor.

Luego de dar a luz, la madre debe amamantar al bebé todo lo que le sea posible. La leche materna da salud a los hijos. Amamantándose, los niños se alimentan no sólo de leche, sino también de amor.

Luego de dar a luz, la madre debe amamantar al bebé todo lo que le sea posible. La leche materna da salud a los hijos. Amamantándose, los niños se alimentan no sólo de leche, sino también de amor, afecto, consuelo, seguridad, aquiriendo también un carácter robusto. Pero la lactancia también ayuda a la mamá. Cuando una madre no amamanta a sus hijos, aparecen anormalidades en su propio organismo, que puede llevarle incluso a perder alguno de sus senos.

(Traducido de: Cuviosul Paisie Aghioritul, Viața de familie,Traducere din limba greacă de Ieroschim. Ştefan Nuţescu, Editura Evanghelismos, București, 2003, p. 89)