La familia cristiana como laboratorio de virtudes para la salvación

 

En una familia cristiana, el esposo y la esposa se aconsejan y trabajan juntos en alcanzar tanto su salvación personal como la del otro.

Desde la perspectiva de la fe cristana, la familia no es sólo una escuela de virtudes, sino también un altar de sacrificio del “yo”, en pos de enaltecer una forma comunitaria de vida, basándose en el amor y la entrega mutua de los esposos entre sí y para con los hijos que Dios les ha concedido cual bendiciones.

En una familia cristiana, el esposo y la esposa se aconsejan y trabajan juntos en alcanzar tanto su salvación personal como la del otro, la del hogar que Dios les otorgó y, en la medida de lo posible, la de sus demás seres queridos, por medio del ejemplo y la exhortación a las buenas obras.

(Traducido de: Pr. prof. dr. Ioan C. Teşu, Familia contemporană, între ideal şi criză, Editura Doxologia, Iaşi, 2011, pp. 159-160)