La importancia de hablar con buen juicio

 

La palabra se va, vuela, y no puedes volver a atraparla.

La palabra no es como una paloma, que vuelve a donde estás. La palabra se va, vuela, y no puedes volver a atraparla. Muchas más desdichas suelen suceder a causa de palabras pronunciadas intempestivamente, que por simples actos. Por eso es que el hombre está llamado a hablar con buen juicio y mesura. ¿Ves cuántas palabras te he ofrecido? No sé si sabrás elegir de entre ellas algo inteligente para ti y útil para tus acciones.

(Traducido de: Patericul de la Optina, traducere de Cristea Florentina, Editura Egumenița, Galați, 2012, pp. 288-289)