A propósito de los dones del Espíritu Santo

 

Quien tiene una fe incólume en Cristo tiene, al mismo tiempo, todos los dones divinos.

Traducción y adaptación: Jose David Menchu

Algunos hermanos se consideran lejos de los dones (carismas) del Espíritu Santo. La indolencia en el trabajo de los mandamientos los hace ignorar que quien tiene una fe incólume en Cristo tiene, al mismo tiempo, todos los dones divinos. Porque, hallándonos —por causa de la desidia— lejos del amor activo hacia Él, que nos revela los tesoros divinos ocultos en nosotros, nos consideramos, en verdad, lejos de los dones divinos.

(Traducido de: Sfântul Maxim Mărturisitorul, Filocalia vol. II, Editura Apologeticum, 2005; p. 151)