Solamente con Cristo se puede vencer al mundo

 

Los roles han cambiado: el siervo de antes es ahora el soberano, y el soberano de antes se halla bajo el dominio del siervo.

Traducción y adaptación: Jose David Menchu

Porque todo lo que ha nacido de Dios vence al mundo. Y ésta es la victoria que ha vencido al mundo: nuestra fe. ¿Quién es el que vence al mundo sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?” (I Juan 5, 4-5).

En consecuencia, ahora el hombre es el vencedor que hace milagros sobre el mundo, por medio de Cristo, y no el mundo sobre el hombre, con sus figuraciones. Los roles han cambiado: el siervo de antes es ahora el soberano, y el soberano de antes se halla bajo el dominio del siervo.

Este era el orden normal antes del pecado de Adán.

(Traducido de: Sfântul Nicolae Velimirovici, 105 capete despre minuni, traducere de preot Victor Manolache, Editura Egumeniţa, Galaţi, 2011, p. 31)