Ama con todo tu ser: corazón, mente y voluntad

 

Con el corazón, con nuestra mente y con nuestras fuerzas, nos podemos entregar completamente a los demás y a Dios

Nuestro Señor dijo, “El mandamiento más importante de la Ley, el primero, es que amarás a Dios, tu Señor, con todo tu corazón, con todo tu pensamiento y con todas tus fuerzas”. Diciendo “corazón”, “pensamiento” y “fuerzas”, el Redentor abarcó, de una vez, las tres partes del hombre. Con el corazón abarcó el alma, con el pensamiento compredió a la mente, y con la virtud (fuerzas), al cuerpo. Luego, todo el ser humano debe fundirse en el amor de Dios.

(Traducido de: Arhimandrit Cleopa Ilie, Îndrumări duhovniceşti pentru vremelnicie şi veşnicie, Editura Teognost, Cluj-Napoca, 2004, p. 123)

 

Leer otros artículos sobre el tema: amor de Dios, virtud, alma, mandamientos de Dios