¡Aprendamos a amar a todos nuestros semejantes!

 

Humillándote y reprendiéndote a ti mismo por todos los medios, podrás alcanzar el amor a todos, y no tendrás enemigos entre tus semejantes.

Traducción y adaptación: Jose David Menchu

Aprende a amar a todos y a ver en cada uno a tu semejante, sobre todo a los más necesitados y enfermos, perdonándoles todas las ofensas y tristezas que pudieran provocarte. A quienes no te deseen el bien, hónralos como si fueran tus benefactores. Así, humillándote y reprendiéndote a ti mismo por todos los medios, podrás alcanzar el amor a todos, y no tendrás enemigos entre tus semejantes.

(Traducido de. Arhiepiscopul Antonie de Golânsk și MihailovscCalea rugăciunii lăuntrice, Manualul isihiei, Editura Bunavestire, Galați, 2003, p. 33)