Oración para los tiempos de pandemia, del obispo Macario Drăgoi

 

“Señor, acepta nuestra humilde súplica y líbranos de aflicciones, tentaciones y tribulaciones, por las oraciones de Tu Santísima Madre…”

«Ilumina nuestra oscuridad, aparta los pensamientos de duda y temor, fortalécenos para que podamos cargar nuestra cruz y líbranos de todo mal. Recíbenos nuevamente en Tu Santo Altar, para que podamos alimentarnos con Tu Santo Cuerpo y Tu Preciosísima Sangre, para que tengamos la Gracia y también la vida.

Acepta nuestra contrición, recibe nuestra confesión y concédenos el perdón de nuestros pecados y faltas. No nos abandones, Tú, Quien no abandonaste a Adán en el Paraíso. No apartes Tu faz de nosotros, Tú, Quien ofreciste Tu rostro para que los verdugos te abofetearan y te escupieran. No nos prives de Tu presencia, Tú, Quien en medio de Tus temerosos discípulos te mostraste después de Tu Resurrección, para evidenciar su amor y su fe en Ti. Así, Señor, acepta nuestra humilde súplica y líbranos de aflicciones, tentaciones y tribulaciones, por las oraciones de Tu Santísima Madre, las de Tu Precursor y Bautista, Juan, quien es también nuestro Preceptor en el arrepentimiento, y las de todos Tus santos. Amén».