¿Qué es lo que deben saber los fieles sobre el Sacramento de la Confesión?

 

Este sacramento, llamado también “segundo bautizo”, fue instituido por el Hijo de Dios y es obligatorio practicarlo, para el perdón de los pecados.

Es importante saber lo siguiente:

Este sacramento, llamado también “segundo bautizo”, fue instituido por el Hijo de Dios y es obligatorio practicarlo, para el perdón de los pecados.

No es posible alcanzar la salvación, si no confesamos con frecuencia nuestros pecados.

Sin una confesión sincera, sin cumplir con la penitencia recibida y sin la absolución del sacerdote, nadie puede comulgar del Cuerpo y la Sangre de Cristo, a excepción de casos especiales, como los enfermos graves, cuando se trata de un parto, en casos de operación urgente, en momentos de guerra, etc.

De acuerdo a los cánones establecidos, la confesión debe hacerse siempre con el mismo sacerdote. En caso de necesidad (viaje, enfermedad, trabajo, agonía, etc.), el fiel puede confesarse con cualquier otro sacerdote, con la condición de respetar el canon dado anteriormente por su propio Padre Espiritual.

(Traducido de: Arhimandrit Ioanichie Bălan, Rânduiala Sfintei Spovedanii şi a Sfintei Împărtăşanii, Editura Mănăstirea Sihăstria, 2010, pp. 9-10)

Leer otros artículos sobre el tema: confesión, confesor, arrepentimiento, padre espiritual