¡Si alguien te ofrece algo, recíbelo!

 

Si aguien te ofrece algo, recíbelo, para que no impidas que la gracia de Dios descienda sobre el que da, y tú, de esta manera, demostrarás tu humildad.

Traducción y adaptación: Jose David Menchu

El anciano Jerónimo decía: “Si alguien te ofrece algo, recíbelo, para que no impidas que la gracia de Dios descienda sobre el que da, y tú, de esta manera, demostrarás tu humildad. Si no tenías lo que has recibido, consérvalo. Si ya lo tenías, dáselo a quien no tiene”.

(Traducido de: †Andrei Andreicuț, Mai putem trăi frumos? Pledoarie pentru o viaţă morală curată, Editura Reîntregirea, Alba Iulia, 2004, p. 64)

Leer otros artículos sobre el tema: dar y recibir, Deberes del cristiano