‟¡Sí, yo he visto a Dios!”

 

Ante esta pregunta, un hombre originario de la India respondió de una forma cuando menos asombrosa.

Traducción y adaptación: Jose David Menchu

Un indio convertido al cristianismo, cuando le preguntaron si había visto a Dios, respondió:

—Sí, lo he visto.

—¿Cómo que lo has visto? ¡Explícanos cómo lo hiciste!

—¿Se han visto alguna vez sus propios ojos?

—Sí… en el espejo, obviamente.

—¡No, sin utilizar un espejo, sino con sus propios ojos!

—¡Claro que no! ¿Cómo podríamos hacerlo, si los utilizamos para ver con ellos?

—¡Lo mismo pasa con Dios! ¿Cómo podríamos verlo, si vivimos en Él? —replicó aquel hombre, con una sonrisa.

(Traducido de: Maica Gavrilia Papaiannis. Asceta Iubirii, Editura Episcopiei Giurgiului, p. 462)

Leer otros artículos sobre el tema: ver a Dios, sentir a Dios, estar en Dios, Dios está con nosotros