Cuando falta Dios en nuestra vida

 

Cuando vean a alguna persona nerviosa, triste y apesadumbrada, a pesar de tenerlo todo, sepan que es porque a esa persona le falta Dios. 

—Padre, ¿Por qué muchos, a pesar de tener todo, viven angustiados y tristes?

—Cuando vean a alguna persona nerviosa, triste y apesadumbrada, a pesar de tenerlo todo, sepan que es porque a esa persona le falta Dios. El que lo tiene todo, bienes materiales y salud, pero en lugar de ser agradecido con Dios, mantiene pretensiones insensatas y se queja, una persona así se irá al infierno con todo y zapatos. Sin embargo, el que es agradecido y se alegra por lo que tiene, piensa en lo que Dios le da en cada día y todo lo goza. Pero cuando es desagradecido, nada lo contenta, sino que se queja de todo y todo lo atormenta.

(Traducido de: Cuviosul Paisie Aghioritul, Cuvinte duhovniceşti, Vol. V Patimi și virtuți, Editura Evanghelismos, București, 2007, pp. 139-140)