Demostrando qué es el amor

 

Cada vez que hacemos algo espiritual, tarde o temprano tenemos que enfrentar la tentación. Y si la tentación no viene, es que lo que hicimos no necesariamente fue de provecho.

Traducción y adaptación: Jose David Menchu

No persigas el amor de tu semejante. ¿Por qué? Porque quien lo busca se acongoja si no lo consigue. Mejor muéstrale tú a tu semejante que lo amas, y no solamente te llenarás de paz, sino que también le enseñarás a amar a él.

Cada vez que hacemos algo espiritual, tarde o temprano tenemos que enfrentar la tentación. Y si la tentación no viene, es que lo que hicimos no necesariamente fue de provecho.

(Traducido de: Sfântul Cuvios Dorotei, Învățături și scrisori de suflet folositoare, Editura Bunavestire, Bacău, 1997, p. 154)