En vez de prometer, lo mejor es orar y encomendarnos a Dios

 

Di siempre: “Si está en mis posibilidades y Dios me ayuda, haré esto y aquello...”

Traducción y adaptación: Jose David Menchu

«¿Prometiste que te harías monje? Padrecito querido, no vuelvas a prometer cosas así. No tenías que hacerlo. Si lo que quieres es hacerte monje, ya verás cómo la Madre de Dios te va llevando al monasterio, paso a paso… Pero no vuelvas a jurar ni a prometer, padrecito. Di siempre: “Si está en mis posibilidades y Dios me ayuda, haré esto y aquello...”. Así, padrecito. No pierdas tu buena intención. Y si oras con fe, la Madre del Señor te iluminará, pequeño mío... Tienes mi bendición para que sigas amando la vida en pureza».

(Traducido de: Părintele Paisie Olaru, Părintele Paisie de la Sihla, Editura Bizantină, București, 1999, p. 74)