Oración a la Madre de Dios por los enfermos

 

Concédenos la sanación a nosotros, a los demás miembros de nuestra familia y a todos nuestros hermanos que enfrentan el dolor en este mundo enfermo.

«Santísima, Muy Milagrosa Virgen y Madre de nuestro Señor Jesucristo, te pedimos que atiendas la oración de tus indignos siervos (nombres), y concédenos la sanación a nosotros, a los demás miembros de nuestra familia y a todos nuestros hermanos que enfrentan el dolor en este mundo enfermo. Líbranos de todo mal conocido y desconocido. Que todos los cristianos te enaltezcan y te honren, y que nosotros recibamos el auxilio que es bueno, celestial y santo. Te agradecemos, oh Madre Santa, por la salud que nos das, por tu socorro y por tu intercesión ante nuestro Bondadoso Dios, porque tú eres la escala que nos lleva al Cielo, porque aceptas nuestras oraciones y por el auxilio inmediato que recibimos a nuestras súplicas. ¡Amén!».