Para alcanzar el amor verdadero

 

Son muchos los sacrificios que debemos hacer para poder alcanzar el amor.

Traducción y adaptación: Jose David Menchu

Los Santos Padres hablan de una forma excelsa sobre el amor. Ciertamente, San Juan Climaco lo pone en la cima de la Escala Espiriual. Para esto, describe un ascenso duro y trabajoso hasta llegar a él: debemos pasar por el arrepentimiento, la obediencia, el llanto, la renuncia a la propia voluntad... Son muchos los sacrificios que debemos hacer para poder alcanzar el amor, dice San Juan.

Con todo, en cada uno de nosotros late el amor, y aunque no lo podemos perpetuar en nuestra alma, no somos ajenos a él. Dios revela Su amor cuando quiere y a quien quiere. Recordemos cómo se lo reveló al bandido en la cruz, quien durante toda su vida no había hecho más que cometer toda clase de fechorías. Y he aquí que, así, en un segundo, el amor Divino tocó su corazón y él, en un instante, devino de bandido en profeta, dando testimonio de Cristo Rey a todo lo creado —rey del cielo y de la tierra— y le pidió que lo recordara en Su Reino, recibiendo como respuesta a su confesión de fe: “Hoy estarás conmigo en el Paraíso”.

(Traducido de: Ieromonah Savatie Baștovoi, A iubi înseamnă a ierta, Ed. Cathisma, București, 2006, p. 16)