San Máximo el Confesor y la interpretación de las Escrituras

 

La Escritura busca resaltar al hombre que es perspicaz y lúcido en relación con el trabajo práctico, el trabajo contemplativo y el del conocimiento, por medio de tres leyes: la ley natural, la ley escrita y la ley de la Gracia.

¿Quiénes son los hombres, las mujeres y las serpientes, por los cuales nuestro Señor, de acuerdo a lo que afirma San Gregorio de Nisa, pasó tres días en el infierno?

Esos tres días representan las distintas fuerzas espirituales que existen: una, racional; la otra, pasional, y la última que es la de los deseos. Los hombres son considerados la parte racional; las mujeres, la parte de los anhelos y deseos; y las serpientes, la parte irracional. Así las cosas, en la vida futura esas tres fuerzas serán restauradas por el conocimiento. También fue para eso que nuestro Señor recibió la vivificadora Pasión y el descenso de tres días al infierno.

A partir de lo que aparece en Proverbios, ¿qué debemos entender por el hombre que, gracias a su lucidez y perspicacia, puede permanecer al lado de los reyes?

La Escritura busca resaltar al hombre que es perspicaz y lúcido en relación con el trabajo práctico, el trabajo contemplativo y el del conocimiento, por medio de tres leyes: la ley natural, la ley escrita y la ley de la Gracia, de modo que, siendo conducido por las tres, pueda aplicarse debidamente a la filosofía práctica, la filosofía moral y la filosofía teológica.

(Traducido de: Sfântul Maxim Mărturisitorul, Întrebări și nedumeriri, Editura Doxologia, Iași, 2012, p. 124)

Leer otros artículos sobre el tema: Biblia, Santa Escritura, interpretar las Escrituras