Cuando la virtud supera a la simple emoción humana

 

Cuando la mente del hombre es iluminada, cuando el hombre alcanza la iluminación de la mente, no es conmovido por Dios solamente psicológica o emocionalmente, sino que tiene una verdadera comunión con Él.

Traducción y adaptación: Jose David Menchu

¿Es posible que la emoción sea consecuencia de la caída (en pecado), o una enfermedad?

—La emoción se entremezcla con las pasiones del amor a los placeres. No se identifica completamente con estas, pero en gran parte se halla “contaminada” por ellas. Un hombre sano en lo espiritual es un hombre equilibrado en todos los aspectos. Cuando la mente del hombre es iluminada, cuando el hombre alcanza la iluminación de la mente, no es conmovido por Dios solamente psicológica o emocionalmente, sino que tiene una verdadera comunión con Él. Aún más, puede ver en la creación entera las razones de la existencia, la energía no-creada de Dios, que todo lo guía. No se conmueve emocionalmente por la naturaleza y su belleza, sino que en todo esto ve la energía de Dios. Como dice San Isaac el Sirio: la fe a partir de lo que se ve, que es alcanzada por el hombre cuando adquiere la iluminación de la mente, “es la puerta hacia los misterios de Dios”.

(Traducido de: Mitropolitul Hierotheos VlachosBoala și tămăduirea sufletului în tardiția ortodoxă, Editura Sofia, p. 25)

Leer otros artículos sobre el tema: sentir a Dios, sensibilidad, ser sensibles, emociones