El perdón resuelve cualquier conflicto

 

Si no eliminamos la actitud de guerra hacia nuestro semejante, cualquier pacto con él siempre será vulnerable y fácilmente podría echar a pique todo entendimiento.

Nuestras debilidades generan permanentemente toda clase de conflictos y tensiones entre las personas, entre amigos, entre esposos, entre padres e hijos, entre vecinos o entre colegas. Sin embargo, no hay mejor manera para superar realmente los conflictos, las tensiones y las riñas, que el perdón. El perdón elimina cualquier malentendido.

Claro que hay “convenios bilaterales” y “acuerdos de paz”, pero no son más que simples convenciones que proclaman una reconciliación exterior, pero no la aseguran a nvel interior, es decir que no eliminan la actitud beligerante, sino solamente la guerra. Lo mismo pasa con nosotros, a nivel de nuestras relaciones interpersonales, porque, si no eliminamos la actitud de guerra hacia nuestro semejante, cualquier pacto con él siempre será vulnerable y fácilmente podría echar a pique todo entendimiento.

(Traducido de: Pr. prof. dr. Constantin ComanDreptatea lui Dumnezeu și dreptatea oamenilor, Editura Bizantină, p. 39)