La razón por la cual Dios nos da un ángel custodio

 

Los ángeles protegen especialmente a los niños pequeños… ¡y cuánto esmero ponen en esa tarea!

Padre, ¿por qué Dios le da un ángel guardián a cada persona, si Él Mismo nos puede proteger?

—Haciendo esto, Dios nos demuestra el extraordinario cuidado que prodiga a Sus criaturas, razón por la cual debemos estar muy agradecidos con Él. Los ángeles protegen especialmente a los niños pequeños… ¡y cuánto esmero ponen en esa tarea!

Una vez, una mamá se llevó a su hijo pequeño al huerto. Lo amamantó, lo puso en su cesto, y empezó a trabajar la tierra. Cuando había labrado durante una hora, más o menos, hizo una pequeña pausa y se acercó a ver qué hacía el bebé. ¡Pero qué sorpresa tan terrible se llevó! El pequeño sostenía con la mano una serpiente, mientras jugaba con ella. ¿Qué había sucedido? Que, atraída por el olor de la leche, la serpiente se acercó furtivamente y empezó a lamer los labios y la barbilla del bebé. La primera reacción del pequeñito fue coger al reptil con la mano y ponerse a jugar con él. Al ver tan terrorífica escena, la madre comenzó a dar gritos. Asustado, el niño soltó la serpiente, que se deslizó a toda prisa entre la maleza, desapareciendo en un abrir y cerrar de ojos.  Este es un ejemplo más de cómo Dios cuida a los niños. 

(Traducido de: Cuviosul Paisie AghioritulViața de familie, traducere din limba greacă de Ieroschimonah Ștefan Nuțescu, Editura Evanghelismos, București, 2003, pp. 129-130)