Lo único que necesitamos para volver a Dios

 

Aunque nuestros pecados fueran tan altos como las montañas, se terminarían hundiendo en la inmensidad del mar de la piedad de Dios.

Traducción y adaptación: Jose David Menchu

San Pedro nos legó una enseñanza viva sobre la condición más importante que debemos cumplir si queremos volver a Dios, después de haber caído en el pecado. Se trata de la fe en la misericordia de Dios, que destruye toda desesperanza. Dios es amor. Por grave que sea nuestro pecado, Él nos lo perdonará, solamente si tenemos un corazón contrito. Aunque nuestros pecados fueran tan altos como las montañas, se terminarían hundiendo en la inmensidad del mar de la piedad de Dios.

(Traducido de: Arhimandritul Serafim Alexiev, Viața duhovnicească a creștinului ortodox, traducere din limba bulgară de Valentin-Petre Lică, Editura Predania, București, 2010, p. 100)