Lo importante de nuestra intención de ayunar

 

Si lo que haces es despreciar el ayuno, si no tienes al menos la intención y el deseo de ayunar, sí que serás condenado por Dios, porque a Él no le importan solamente nuestras buenas acciones, sino también nuestras buenas intenciones.

«Sé no es fácil ayunar en estos tiempos y que no siempre se puede encontrar comida adecuada para este período. ¿Qué más puedo decirte? Lo importante no es solamente lo que entra en tu boca, sino, en primer lugar, tu disposición espiritual, es decir, tu actitud hacia el ayuno. Porque, si no encuentras comida “de ayuno” (alimentos que no sean de origen animal) y no te queda otra que comer lo que tienes al alcance, Dios no te castigará. Pero si lo que haces es despreciar el ayuno, si no tienes al menos la intención y el deseo de ayunar, sí que serás condenado por Dios, porque a Él no le importan solamente nuestras buenas acciones, sino también nuestras buenas intenciones. Él examina nuestro corazón, y si ve que estamos tristes por no poder ayunar, estima esa tristeza como si fuera un verdadero ayuno».

(Traducido de: Sfântul Luca al CrimeeiLa porțile Postului Mare, Editura Biserica Ortodoxă, București, 2004, p. 45)

Leer otros artículos sobre el tema: ayuno, ayuno infértil, ayunar, cómo ayunar, qué es el ayuno, intención