¿Por qué los cristianos debemos practicar el ayuno?

 

El ayuno no es una prohibición o un simple ejercicio de mejoramiento personal.

El ayuno no es una prohibición o un simple ejercicio de mejoramiento personal. Es, como dicen los Padres de la Iglesia, un hambre y una sed de la perfección del Cuerpo de Cristo. Es un modo litúrgico de la Iglesia. Yo ayuno no sólo para mí, como individuo, sino como miembro de un Cuerpo que busca Su perfección en Cristo, cabeza Suya..

Si no quiero ayunar, me estoy separando a mí mismo del misterio universal, apartándome del torrente de la obra del Cuerpo de Cristo y renunciando al río de agua viva que brota de Su Cuerpo, a través de Sus miembros vivos.

(Traducido de: Părintete Philotheos Pharos, Înstrăinarea ethosului creştin, Editura Platytera, Bucureşti, 2000, p. 12)

Leer otros artículos sobre el tema: ayuno, ayunar, cómo ayunar, cuándo ayunar